Frutas Frutas dulces

Pera

Pera

Pera: Beneficios y efectos secundarios

La pera es una fruta dulce con forma de campana que se ha disfrutado desde la antigüedad. Se pueden comer crujientes o blandas.

No solo son deliciosos, sino que también ofrecen muchos beneficios para la salud respaldados por la ciencia.

Aquí hay impresionantes beneficios para la salud de las peras.

Pera – Información nutricional

Las peras vienen en muchas variedades diferentes. Las peras Bartlett, Bosc y D’Anjou se encuentran entre las más populares, pero se cultivan alrededor de 100 tipos en todo el mundo ( Fuente confiable ).

Una pera de tamaño mediano (178 gramos) aporta los siguientes nutrientes ( Fuente confiable ):

  • Calorías: 101
  • Proteína: 1 gramo
  • Carbohidratos: 27 gramos
  • Fibra: 6 gramos
  • Vitamina C: 12% del valor diario (DV)
  • Vitamina K: 6% de DV
  • Potasio: 4% del DV
  • Cobre: ​​16% de DV

Esta misma porción también proporciona pequeñas cantidades de folato, provitamina A y niacina. El folato y la niacina son importantes para la función celular y la producción de energía, mientras que la provitamina A favorece la salud de la piel y la cicatrización de heridas ( Fuente confiable 1, Fuente confiable 2, Fuente confiable 3 ).

Las peras también son una rica fuente de minerales importantes, como el cobre y el potasio. El cobre juega un papel en la inmunidad, el metabolismo del colesterol y la función nerviosa, mientras que el potasio ayuda a las contracciones musculares y la función cardíaca ( Fuente confiable 1, Fuente confiable 2, Fuente confiable 3, Fuente confiable 4 ).

Además, estas frutas son una excelente fuente de polifenoles antioxidantes, que protegen contra el daño oxidativo. Asegúrese de comer la pera entera, ya que la cáscara contiene hasta seis veces más polifenoles que la pulpa ( Fuente confiable 1Fuente confiable 2 ).

Resumen Las peras son especialmente ricas en ácido fólico, vitamina C, cobre y potasio. También son una buena fuente de polifenoles antioxidantes.

Puede promover la salud intestinal

Las peras son una excelente fuente de fibra soluble e insoluble, que son esenciales para la salud digestiva. Estas fibras ayudan a mantener la regularidad intestinal al ablandar y aumentar el volumen de las heces ( Fuente confiable ).

Una pera de tamaño mediano (178 gramos) contiene 6 gramos de fibra: el 22 % de sus necesidades diarias de fibra ( Fuente confiable 1Fuente confiable 2 ).

Además, las fibras solubles alimentan las bacterias saludables del intestino. Como tales, se consideran prebióticos, que se asocian con un envejecimiento saludable y una mejor inmunidad ( 12 fuente confiable ).

En particular, la fibra puede ayudar a aliviar el estreñimiento. En un estudio de 4 semanas, 80 adultos con esta condición recibieron 24 gramos de pectina, el tipo de fibra que se encuentra en la fruta, por día. Experimentaron alivio del estreñimiento y mayores niveles de bacterias intestinales saludables ( Fuente confiable ).

Como la piel de la pera contiene una cantidad sustancial de fibra, es mejor comer esta fruta sin pelar ( Fuente confiable ).

Resumen Las peras ofrecen fibra dietética, incluidos los prebióticos, que promueven la regularidad intestinal, el alivio del estreñimiento y la salud digestiva en general. Para obtener la mayor cantidad de fibra de la pera, cómela con la piel puesta.

Contiene compuestos vegetales beneficiosos

Las peras ofrecen muchos compuestos vegetales beneficiosos que dan a estas frutas sus diferentes matices.

Por ejemplo, las antocianinas dan un tono rojo rubí a algunas peras. Estos compuestos pueden mejorar la salud del corazón y fortalecer los vasos sanguíneos ( Fuente confiable 1Fuente confiable 2 ).

Aunque se necesita una investigación específica sobre las antocianinas de la pera, numerosos estudios de población sugieren que un alto consumo de alimentos ricos en antocianinas, como las bayas, se asocia con un menor riesgo de enfermedad cardíaca ( Fuente confiable ).

Las peras de piel verde contienen luteína y zeaxantina, dos compuestos necesarios para mantener la visión nítida, especialmente a medida que envejece ( Fuente confiable ).

Una vez más, muchos de estos compuestos vegetales beneficiosos se concentran en la piel ( Fuente confiable 1Fuente confiable 2Fuente confiable 3 ).

Resumen Las peras albergan muchos compuestos vegetales beneficiosos. Los de las peras rojas pueden proteger la salud del corazón, mientras que los de las peras verdes pueden promover la salud de los ojos.

Tiene propiedades antiinflamatorias

Aunque la inflamación es una respuesta inmunitaria normal, la inflamación crónica o prolongada puede dañar su salud. Está relacionado con ciertas enfermedades, incluidas las enfermedades cardíacas y la diabetes tipo 2 ( Fuente confiable ).

Las peras son una rica fuente de antioxidantes flavonoides, que ayudan a combatir la inflamación y pueden disminuir el riesgo de enfermedades ( Fuente confiable ).

Varias revisiones importantes relacionan la ingesta alta de flavonoides con un riesgo reducido de enfermedad cardíaca y diabetes. Este efecto puede deberse a las propiedades antiinflamatorias y antioxidantes de estos compuestos ( Fuente confiable 1Fuente confiable 2Fuente confiable 3 ).

Además, las peras contienen varias vitaminas y minerales, como el cobre y las vitaminas C y K, que también combaten la inflamación ( Fuente confiable 1Fuente confiable 2 ).

Resumen Las peras son una rica fuente de flavonoides, que son antioxidantes que pueden ayudar a reducir la inflamación y proteger contra ciertas enfermedades.

Puede ofrecer efectos anticancerígenos

Las peras contienen varios compuestos que pueden exhibir propiedades anticancerígenas. Por ejemplo, se ha demostrado que su contenido de antocianina y ácido cinámico combate el cáncer ( Fuente confiable 1, Fuente confiable 2).

Algunos estudios indican que las dietas ricas en frutas, incluidas las peras, pueden proteger contra algunos tipos de cáncer, incluidos los de pulmón, estómago y vejiga ( Fuente confiable 1 Fuente confiable 2 ).

Algunos estudios de población sugieren que las frutas ricas en flavonoides como las peras también pueden proteger contra el cáncer de mama y de ovario, lo que hace que esta fruta una opción particularmente inteligente para las mujeres ( Fuente confiable 1Fuente confiable 2Fuente confiable 3 ).

Si bien comer más fruta puede reducir el riesgo de cáncer, se necesita más investigación. Las peras no deben considerarse un reemplazo para el tratamiento del cáncer.

Resumen Las peras contienen muchos compuestos vegetales potentes que pueden tener propiedades para combatir el cáncer. Sin embargo, se necesita más investigación.

Menor riesgo de diabetes

Las peras, particularmente las variedades rojas, pueden ayudar a disminuir el riesgo de diabetes.

Un gran estudio en más de 200 000 personas encontró que comer 5 o más porciones semanales de frutas ricas en antocianinas como las peras rojas se asoció con un riesgo 23 % menor de diabetes tipo 2 ( Fuente confiable 1Fuente confiable 2 ).

Además, un estudio con ratones observó que los compuestos vegetales, incluidas las antocianinas, en la cáscara de la pera exhibieron efectos antidiabéticos y antiinflamatorios ( Fuente confiable ).

Además, la fibra de las peras retrasa la digestión, lo que le da a su cuerpo más tiempo para descomponer y absorber los carbohidratos. Esto también puede ayudar a regular los niveles de azúcar en la sangre, lo que podría ayudar a prevenir y controlar la diabetes ( Fuente confiable ).

Resumen Las peras pueden ayudar a reducir el riesgo de diabetes tipo 2 debido a su contenido de fibra y antocianina.

Puede mejorar la salud del corazón

Las peras pueden reducir el riesgo de enfermedades del corazón.

Sus antioxidantes de procianidina pueden disminuir la rigidez en el tejido cardíaco, reducir el colesterol LDL (malo) y aumentar el colesterol HDL (bueno) ( Fuente confiable 1Fuente confiable 2Fuente confiable 3 ).

La cáscara contiene un importante antioxidante llamado quercetina, que se cree que beneficia la salud del corazón al disminuir la inflamación y reducir los factores de riesgo de enfermedades cardíacas como la presión arterial alta y los niveles de colesterol ( Fuente confiable 1Fuente confiable 2 ).

Un estudio en 40 adultos con síndrome metabólico, un grupo de síntomas que aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca, encontró que comer 2 peras medianas al día durante 12 semanas redujo los factores de riesgo de enfermedad cardíaca, como la presión arterial alta y la circunferencia de la cintura ( Fuente confiable ).

Un gran estudio de 17 años en más de 30 000 mujeres reveló que cada porción diaria de 80 gramos de fruta reducía el riesgo de enfermedad cardíaca en un 6–7 %. Por contexto, 1 pera mediana pesa alrededor de 178 gramos ( Fuente confiable 1Fuente confiable 2 ).

Además, se cree que la ingesta regular de peras y otras frutas de pulpa blanca reduce el riesgo de accidente cerebrovascular. Un estudio de 10 años en más de 20 000 personas determinó que cada 25 gramos de fruta de pulpa blanca ingeridos a diario reducía el riesgo de accidente cerebrovascular en un 9 % ( Fuente confiable ).

Resumen Las peras son ricas en potentes antioxidantes, como las procianidinas y la quercetina, que pueden mejorar la salud del corazón al mejorar la presión arterial y el colesterol. Comer peras con regularidad también puede reducir el riesgo de accidente cerebrovascular.

La pera puede ayudarte a perder peso

Las peras son bajas en calorías, altas en agua y llenas de fibra. Esta combinación los convierte en un alimento favorable para la pérdida de peso, ya que la fibra y el agua pueden ayudarlo a mantenerse satisfecho.

Cuando está lleno, naturalmente es menos propenso a seguir comiendo.

En un estudio de 12 semanas, 40 adultos que comieron 2 peras al día perdieron hasta 1,1 pulgadas (2,7 cm) de la circunferencia de la cintura ( Fuente confiable ).

Además, un estudio de 10 semanas encontró que las mujeres que agregaron 3 peras por día a su dieta habitual perdieron un promedio de 1,9 libras (0,84 kg). También vieron mejoras en su perfil de lípidos, un marcador de la salud del corazón ( Fuente confiable ).

Resumen Comer peras regularmente puede ayudarlo a sentirse lleno debido a sus altas cantidades de agua y fibra. A su vez, esto puede ayudarlo a perder peso.

Fácil de añadir a tu dieta

Las peras están disponibles todo el año y son fáciles de encontrar en la mayoría de las tiendas de comestibles.

Comidos enteros, con un puñado de nueces si lo desea, son un excelente refrigerio. También es fácil agregarlos a sus platos favoritos, como avena, ensaladas y batidos.

Los métodos populares de cocción incluyen asar y escalfar. Las peras complementan especialmente bien al pollo o al cerdo. También combinan muy bien con especias como la canela y la nuez moscada, quesos como el gouda y el brie, e ingredientes como el limón y el chocolate.

Independientemente de cómo elija comerlos, recuerde incluir la piel para obtener la mayor cantidad de nutrientes.

Resumen Las peras están ampliamente disponibles y son fáciles de agregar a su dieta. Puedes comerlos enteros con piel o incorporarlos a platos principales. Estas frutas son especialmente deliciosas asadas o escalfadas.

Las peras son una fruta poderosa que contiene fibra, vitaminas y compuestos vegetales beneficiosos.

Se cree que estos nutrientes combaten la inflamación, promueven la salud intestinal y cardíaca, protegen contra ciertas enfermedades e incluso ayudan a perder peso.

Solo asegúrese de comer la cáscara, ya que alberga muchos de los nutrientes de esta fruta.

 

Efectos secundarios

Las peras son seguras para la mayoría de las personas cuando se comen en cantidades normales de alimentos. Pero no hay suficiente información para saber si las peras son seguras cuando se usan como medicina o cuáles podrían ser los posibles efectos secundarios.

Precauciones y advertencias especiales

Embarazo y lactancia peras son seguras en las cantidades que se encuentran en los alimentos, pero no hay suficiente información para saber si son seguras en las cantidades más grandes que se usan como medicina. Limítese a las cantidades de alimentos si está embarazada o amamantando.

Dosificación

La dosis adecuada de pera depende de varios factores, como la edad del usuario, la salud y varias otras condiciones. En este momento no hay suficiente información científica para determinar un rango de dosis apropiado para la pera. Tenga en cuenta que los productos naturales no siempre son necesariamente seguros y las dosis pueden ser importantes. Asegúrese de seguir las instrucciones pertinentes en las etiquetas del producto y consulte a su farmacéutico o médico u otro profesional de la salud antes de usarlo.

Síntomas de alergia de la pera

Las reacciones alérgicas a las peras pueden desencadenarse por la presencia de una cantidad muy pequeña de la fruta. Las reacciones pueden variar en severidad. Los síntomas incluyen:

  • hinchazón de la cara, lengua, labios o la garganta
  • picazón en la piel, incluyendo urticaria y eccema brotes de
  • picazón u hormigueo en la boca
  • sibilancias, congestión de los senos paranasales o dificultad para respirar
  • náuseas o vómitos
  • Diarrea

Las personas con alergias graves a las peras también pueden tener una reacción conocida como anafilaxia, que puede poner en peligro la vida.

Debe buscar atención médica inmediata si usted o alguien que conoce experimenta alguno de los siguientes síntomas:

  • endurecimiento de las vías respiratorias
  • hinchazón de la garganta o la lengua hasta el punto de que es difícil respirar
  • pulso débil y rápido
  • caída severa de la presión arterial, lo que puede provocar que la persona entre en estado de shock
  • aturdimiento o mareos
  • pérdida de consciencia